jueves, 5 de mayo de 2011

Cómo preparar un portfolio de trabajo?

Un portafolio de trabajo “es un muestrario de productos finales” que exponen tu experiencia laboral y tus habilidades manuales e intelectuales. Es el acompañante lógico del currículum cuando tienes una entrevista de trabajo.


Este portafolio no debe ser excesivamente amplio pero si representativo de lo que tu empresa o tu has hecho, su extensión depende de las expectativas de la persona a la que se lo vas a mostrar, puede ser que quiera ver todos los trabajos detallados o simplemente quiera tener una idea general.


¿Cuáles son sus características y que debes y no debes incluir?

Debe ser un documento organizado lógicamente ya sea de manera cronológica o por categorías. Hay que recordar que no es una colección de todos tus trabajos hechos en la universidad o de tu empleo, sino que sea verdaderamente representativo; que exponga tus logros y lo que mejor sabes hacer.


Tampoco incluye la copia de los cursos que has tomado, esos conocimientos se abordan -de ser necesario- en el currículum.
Para cierto tipo de carreras como arquitectura o ingeniería industrial podrías incluir fotografías de algo que hayas planeado o construido. Para las personas de diseño gráfico es sencillo encontrar los mejores diseños o bosquejos; los profesionales de administración, contabilidad o mercadeo se pueden describir “casos”, es decir situaciones o problemas que se les han presentado y la forma en que los resolvieron, o el desarrollo de un plan, sistema o presupuesto. Para que puedas tener más claro este concepto de “casos” puedes encontrar buenos ejemplos en los libros de administración.


¿Es necesario crear un portafolio de trabajo?

Tener este instrumento en tus manos es un punto de apoyo, en primer lugar para tener claro lo que has hecho, tener claras tus habilidades pues en muchas ocasiones “haces las cosas sin pensarlas” y hasta que las pones en un papel te das cuenta de los avances que has tenido a lo largo de desempeño laboral.
Esto también ayuda a la persona a la que se lo vas a presentar, pues detrás del portafolio encontrará a una persona segura de sí, que ha tenido ciertos logros que puede demostrar pues su experiencia laboral no sólo se reconoce por el tiempo y el puesto que ha desempeñado sino también por la demostración de este “producto final”.


Acuérdate que para buscar clientes o encontrar trabajo es importante que te conozcan y tengan confianza en ti y en tu capacidad, y el portafolio de trabajo tiene precisamente esta finalidad.


Si todavía sigues estudiado y te das cuenta que con lo que has hecho no logras crear un portafolio de trabajo en forma, preocúpate en hacer lo mejor posible aquellas labores que se te exigen en la universidad y echa una ojeada a tus trabajos anteriores, quizá puedas encontrar algo útil. En caso de que estés trabajando y tengas la misma intuición, revisa tus documentos y piensa en la labor que has estado ejerciendo y cómo has resuelto tus problemas, quizá ahí puedas encontrar la respuesta.


http://blog.duopixel.com/tutoriales/port…

Fuente(s):